Inicio Uncategorized Wendigo, el monstruo escalofriante de la tundra

Wendigo, el monstruo escalofriante de la tundra

33
0
Compartir

El Wendigo proviene del Folclore americano de Algonquian y se dice que devino en este particular monstruo a causa de dolorosas hambrunas. Cuentan que en un principio fue un cazador perdido. Mas tarde, la historia se tornaría mas sangrienta.

Durante un invierno terriblemente frío, su intenso hambre lo llevó al canibalismo. Después de probar la carne humana, se convirtió en un monstruo despiadado que recorría el bosque en busca de mas personas para comer.

Esta criatura de climas fríos merodeaba Canadá y los estados del norte de Estados Unidos como Minnesota. La cruel helada ya no resultaba un problema para él como cuando era un simple cazador. Se volvió resistente a las condiciones mas duras.

Su piel lucía estirada de tal manera que marcaba cada uno de sus huesos. Tenía mas de cuatro metros de altura, al mismo tiempo que su aspecto era esquelético y demacrado. Esto se puede atribuir al hecho de que nunca estaba satisfecho con su apetito de canibalismo y todo el tiempo rondaba buscando nuevas víctimas.

También decían que tenía grandes ojos, semejantes a los de lechuzas, y garras afiladas.

Mientras algunos decían que era un pariente de pie grande, otros que lo han visto afirmaban que era mas bien semejante a un hombre lobo.

El pueblo algoquino dice que durante el cambio de siglo XX, un número importante de sus habitantes desaparecieron misteriosamente. Las tribus de Algonquian atribuyen varias de las desapariciones al Wendigo, al cual denominan ”espíritu de lugares solitarios”.

Otra traducción de Wendigo sería ”espíritu maligno que devora a la humanidad”. Esta traducción está relacionada con una versión que afirma que este ser tenía el poder de maldecir a los humanos al poseerlos. Una vez que lograba infiltrarse en sus mentes, también podía convertirlos en Wendigo traspasándoles su deseo incontrolable por la carne humana.

Algunos discrepan en cuanto a su velocidad. Unos dicen que era terriblemente veloz y que podía caminar durante días, mientras que otros afirman que caminaba lentamente como si le faltaran las fuerzas. De cualquier forma esta habilidad no era importante para esta criatura ya que se valía de otras artimañas para capturar a sus presas. Una de sus cualidades era imitar voces humanas y así atraía a su presa lejos de la civilización.

Bosques de Minnesota

La mayor parte de los hechos reportados ocurrió entre 1800 y 1920, luego de eso no hubo muchos casos informados. En conclusión, es difícil saber a ciencia cierta de que se trataron estos sucesos aunque el escalofrío aún corre por la sangre de aquellos lugareños que viviéron esta historia mas de cerca.

Dejar una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui