Inicio Historia Pripyat, del modelo Futurista al cementerio del pasado

Pripyat, del modelo Futurista al cementerio del pasado

215
0
Compartir

Pripyat, La ciudad modelo estaba situada a tan solo 3 Km de la planta nuclear de Chernóbil y fue devastada luego de las trágicas explosiones de 1986

ciudad-pripyat-antes

Mucho ha pasado en Pripyat desde aquel 26 de abril de 1986, donde la madrugada silenciosa y enigmática de Ucrania, escondía los secretos ruidosos de un ejército soviético que buscó hasta el último momento las mejoras y avances tecnológicos y, posiblemente genéticos, más considerables de su época, con el fin mismo de marcar una época.

Cual sede de la final de un mundial de fútbol, la central nuclear de Chernóbil almacenaba la mayor intriga cada minuto que pasaba, con la incertidumbre de lograr un nuevo hito, de superar las expectativas y cumplir el deseo de cada una de las personas que hacían vida dentro del recinto.

Sin embargo algo más que eso sucedió. Cuando el reloj apenas comenzaba su tránsito posterior a la media noche, a 120 km de Kiev se suscitaron 2 grandes explosiones que, además del estruendoso barullo y el gran susto de quien de primera mano pudo vivir y escuchar tal evento, fue latente el miedo de lo que podría suceder con una expulsión de energía de esta magnitud.

Ahora la historia ya está escrita y los hechos no pueden alterarse, aun cuando las versiones y motivos puedan variar con la rapidez de la luz.

Los resultados se evalúan en el presente en algo más que la destrucción de un techo de 1200 toneladas por la explosión similar a unas 300 toneladas de dinamita (TNT).

Hoy se aprecian las consecuencias de aquel desastre nuclear en un espacio que en su momento, fue construido en base al diseño de lo que en el presente pudiera ser un patrimonio de la humanidad, incluso, fue una ciudad modelo para aquel momento histórico liderado por el amplio y potente espacio geográfico llamado Unión Soviética.

pripyat 1

PRIPYAT – EN UN SEGUNDO EL FUTURO FUE HISTORIA

La ciudad de Pripyat era el recinto de aquellos trabajadores que hacían vida en la planta nuclear. Cada uno volvía a casa a solo 3 kilómetros de distancia, adornaron sus ojos entre los lujos que para el momento hacían eco en la humanidad, algo que para una población ubicada en el promedio de los 25 años de edad era más que suficiente en un planeta que vivía en plena adaptación a los cambios y avances constantes de su raza, incluso ante la exposición a un “elemento” superior a su propio alcance.

pripyat-1060263_960_720

Como una historia de terror real, Pripyat vivió su propio apocalipsis en menos de diez segundos, donde dos impactos fueron suficientes para acabar con cualquier sueño o plan de futuro estable o avance notorio.

Poco conocían aquellos 50 mil habitantes de su situación, la confusión y desesperación los hacía ignorantes de su protagonismo en un hecho clave de la historia humana.

Aquellos 3 Km de paz en camino a sus hogares, se convirtió en una procesión miserable de autobuses a lo largo de 25 Km, con caras de frustración e inestabilidad ante lo que marcaba el comienzo del fin de una era próspera de quienes se sentían convencidos de sus actos.

Palace_of_Culture-Gym_1_(indoor)-Pripyat

Cada ciudadano tuvo solo 3 días para retirar de aquel lugar cada rincón y almacén de sueños depositado en las 4 paredes adornadas a su gusto. Hoy, unas cien personas siguen con sus vidas en este espacio, a riesgo y responsabilidad propia.

929px-Pripyat_-_ferris_wheel

Pripyat, aquella ciudad modelo que pintaba un futuro promisorio en sus noveles años de funcionamiento, tan solo llegó a 16 años, tiempo a los que comenzó a echar las raíces de cada árbol que hoy dan sombra al museo de la soberbia humana, el cementerio de tantas ideas atrevidas y descaradas de una población que quiso caminar a la velocidad de una carrera para poder correr entre galaxias en algún momento, momento que jamás pudo llegar.

 

Dejar una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui