Inicio ¡Increible! Dentro del esqueleto incompleto de un Palacio Octogonal con 150 años de...

Dentro del esqueleto incompleto de un Palacio Octogonal con 150 años de antigüedad

194
0
Compartir

 

Es una belleza, ¿no? Esta fotografía fue después de ser abandonada en 1930 por la familia de un barón del algodón, que nunca pudo terminar su casa de ensueño. La mansión de Longwood es una casa extraordinaria construida antes de la Guerra, que aun, hoy en día, se encuentra en Natchez, Mississippi. Es la casa octogonal más grande de los Estados Unidos, a pesar de la adornada fachada de este disparatado millonario, la apariencia de Longwood es completamente engañosa. Al entrar a esta histórica mansión se ingresa de inmediato a una surrealista cápsula del tiempo con la construcción inconclusa de un lugar con 150 años de antigüedad.

 

 

Durante los últimos años de opulencia, adentrándose en el sur, antes de la Guerra Civil, los ricos barones del algodón dominaban la sociedad. Sólo en el área de Natchez había 15 importantes barones, quienes hacían alarde desde sus mansiones del renacimiento neoclásico, compitiendo con sus vecinos para ver quién podía construir la propiedad antebellum más extravagante. El Dr. Haller Nutt era uno de esos barones, que principalmente cultivaban cosechas comerciales, incluyendo algodón y caña de azúcar en sus 43.000 acres de tierra, poseía no menos de 800 esclavos.

 

La construcción de la mansión Longwood comenzó en la década de 1860 y, en lugar de usar el habitual estilo del Renacimiento Griego que era tan popular en el sur durante esa época, Nutt decidió reunir a sus vecinos y para el levantamiento de un edificio octogonal de varios pisos crear un nuevo estilo de construcción, el “Renacimiento Oriental”. Había encontrado el diseño en un libro de Samuel Sloan, un destacado arquitecto de Filadelfia.

 

Sin generarle ningún gasto de construcción, para este palacio de ensueño destinado a su esposa, Julia, y sus ocho hijos, Nutt contrató a Sloan para el diseño del palacio que contaría con seis pisos, 30.000 pies cuadrados y una gran cúpula de estilo bizantino, un remate de 24 pies. Más de un millón de ladrillos fueron utilizados para construir Longwood, todos hechos en los terrenos de la finca.

 

Justo cuando el exterior había empezado a tomar forma, la Guerra Civil Americana estalló. Samuel Sloan, que era de Filadelfia, había contratado a artesanos expertos del norte de su estado natal. Cuando las noticias de la guerra llegaron a Natchez, los trabajadores de Sloan dejaron sus herramientas y fueron a unirse al ejército de Lincoln y a los “estados libres” en una guerra contra la Confederación.

 

Su trabajo estaba a medio terminar, dejando a Longwood como un cascaron vacío de ladrillos y vigas de madera, revelando el esqueleto del diseño de un espectacular interior de forma octogonal que nunca llegó a ser concluido.

Dejar una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui