Misterioso hotel Rothschild abandonado a las puertas de Paris

Los Rothschild son conocidos por ser una de las familias mas ricas del mundo, y por sus fiestas secretas que generan mucha curiosidad entre los estudiosos de sociedades secretas. Esta clase de gente se caracteriza por su discreción, no les gusta ser vistos en lugares públicos como hipódromos, ni ser filmados ni aparecer en revistas. Intentan mantener un perfil bajo al mismo tiempo que gobiernan el mundo.

En la región de Boulogne, muy cerca de París, se encuentran las ruinas de un castillo de estilo Luis XIV que ha pertenecido a la familia por mucho tiempo. Fue construido entre 1855 y 1861 a petición del Barón James de Rothschild y sin dudas tuvo su época de esplendor y fue sede de innumerables reuniones de la alta sociedad, pero fue venido abajo poco a poco luego de la muerte de Edmond de Rothschild, hijo de James.

Se dice que la familia tuvo que huir a Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial y el castillo fue ocupado por alemanes. Nunca más la familia volvió al lugar y el edificio quedó completamente abandonado.




Su último propietario, en 1986, el sobrino del rey saudí dejó caer el castillo en un estado de decrepitud y falta de mantenimiento a causa de las fuertes inversiones necesarias para su renovación y por esta misma razón los intentos de venta durante treinta años no tuvieron éxito.

Según la municipalidad de Boulogne son necesarios por lo menos veinte millones de dólares para reconstruir el castillo y transformarlo en un hotel, como fue originalmente, o un museo. Por ahora, se transformó en un lugar recurrido por vagabundos y artistas callejeros que aprovechan sus paredes para desplegar su arte. Ojalá este lugar excepcional sea transformado en algo que todos puedan visitar y conocer un poco mas todos los misterios que esconden sus paredes.

Agregar comentario