Inicio Cultura La mano del hombre muerto

La mano del hombre muerto

22
1
Compartir

James Butler Hickok alias “will bill”, fue una figura emblemática del oeste americano en el siglo XIX. El 2 de agosto de 1876 fue abatido por detrás cuando una bala le atravesó la cabeza. El asesino fue Jack McCall. El destino quiso que Hickok estuviera jugando al póker en el momento de su muerte. En el instante en que fue interrumpido era su mano y poseía los pares AA 88. Desde entonces, A-8 se llama la mano del hombre muerto y dicen que trae mala suerte. Detengámonos un instante en la historia real de este hombre que encontró su muerte de una manera tan fuera de lo común…

cartas

Fue hijo de un granjero y nada en su infancia lo predestinó a convertirse en un personaje ilustre. Muy joven, sin embargo, aprendió a usar el revólver y se volvió un muchacho solitario.

will-bill

Su sentido de la justicia, o mas bien su odio hacia la injusticia, lo llevó a  convertirse en un leal soldado del Ejército de la Unión durante la Guerra Civil (1861 – 1965). Allí es donde se ganó el apodo de “Will Bill” por sus hechos heroicos. A partir de 1866 asume el puesto de Sheriff en las ciudades de Kansas y Texas. Sus métodos poco ortodoxos y su diligencia le hicieron un Sheriff muy respetado e incluso temido. Sin embargo fue suspendido de su cargo varias veces debido a su gatillo demasiado fácil y su inclinación al alcohol y al juego. Esta es la complejidad y la ambivalencia de Hickok.

foto-3

De su performance como jugador sabemos poco. Su reputación se debía mas bien a su revólver en la mano a la hora de jugar que a las cartas que poseía. Dicen que hizo fortunas desplumando a buscadores de oro que se acercaban al salón de juego a jugar sus pepitas de oro. También perdió mucho dinero por su adicción al juego y a la mala vida.

Sus tendencias autodestructivas lo llevaron mas de una vez a encontrarse en medio de un tiroteo, trucos sucios y malos negocios.  Al frecuentar lugares de perdición se relacionó con personas oscuras.

foto-2

Se exilió en Deadwood, tierra de nadie, ya que allí podía disfrutar de sus vicios y pasiones. Aún este territorio no había sido anexado a los Estados Unidos, actualmente pertenece al estado de Dakota del Sur. Se volvió habitual del salón de juego Nº 10 y allí fue donde recibió el balazo aquel 2 de agosto de 1876 a la edad de 39 años. Fue elevado a leyenda en 1879. Su asesino Jack McCall fue encontrado culpable en Yankton, Dakota, y fue ahorcado el 1 de marzo de 1877.

silla

El salón de juego Nº10 aún sigue en negociaciones, probablemente debido a la publicidad que recibió por la leyenda de “WillBill”.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui