Inicio Cultura Conoce estas tres audaces mujeres que cambiaron el mundo de su época

Conoce estas tres audaces mujeres que cambiaron el mundo de su época

31
0
Compartir

Cada una de ellas, en su momento histórico, supo revelarse ante las normas establecidas y abrirse camino en un mundo lleno de prejuicios para ir detrás de un objetivo claro. Dejando la victimización de lado, trabajaron duro por lo que consideraron su sueño o su misión y atravesaron obstáculos sin darse por vencidas. De ese modo, lograron sobresalir y ser pioneras, cada una en su campo, haciendo aportes que enriquecieron a la sociedad enormemente.

Juana de Arco

Juana de Arco, Patrona de Francia.

En el siglo XV, en plena edad media, una joven campesina francesa llegó a dirigir un ejército de más de cinco mil hombres. Nadie hubiera sospechado jamás que una niña analfabeta sería capaz de ayudar a Francia a recuperar el trono durante la Guerra de los Cien Años que enfrentó a Francia e Inglaterra por más de un siglo.

Su primer intento por integrarse a las tropas de Carlos VII fue en Vaucouleurs donde Juana de Arco alegó haber recibido órdenes divinas para realizar esta misión de dirigir el ejército francés. De más está decir que esta primera vez fue rotundamente rechazada, la idea era verdaderamente descabellada.

Más tarde, a causa del asedio de Orleans por parte de los ingleses, el heredero al trono francés tuvo que retroceder y refugiarse en Chinon, así que allí fue adonde acudió la muchacha para encontrarse con él nuevamente y convencerlo de que deje en sus manos la dirección de su tropa. Ante las sucesivas derrotas del ejército francés frente a Inglaterra, el príncipe Carlos no tuvo alternativa y consideró seriamente el ofrecimiento de Juana de Arco.

En 1429, en contra de todas las probabilidades, esta heroína llevó a la victoria al ejército francés y Carlos VII fue coronado rey de Francia, en Reims. A partir de aquí, las tropas de Francia seguirían avanzando hasta recuperar finalmente todos sus territorios perdidos.

Marie Curie

Marie Curie, física y química polaca.

Maria Salomea Skłodowska-Curien, más conocida como Marie Curie, fue una física y química de origen polaco que hizo importantes descubrimientos en el terreno de la radiactividad.

Nació el 7 de noviembre de 1867 y como toda mujer del siglo XIX, tuvo sus dificultades a la hora de querer educarse. En su país de origen, no les estaba permitido a las mujeres estudiar, por eso acudió a una institución clandestina para comenzar su formación en el terreno de las ciencias.

A los 24 años, cansada de no poder progresar en sus estudios, decidió mudarse a París donde pudo anotarse en la universidad y donde más adelante conoció a su futuro esposo.

Allí se casó con su profesor de física, Pierre Curie, con quien tuvo también dos hijas. Juntos hicieron varios descubrimientos, entre ellos, el del radio y más tarde ella descubriría el polonio, elemento radiactivo al que llamó así en honor a su querida patria polaca.

Años más tarde perdió a su compañero de trabajo y esposo en un accidente de tránsito, lo que la obligó a seguir sola con la investigación.

Ganó dos premios Nobel, uno en física en 1903 junto a su esposo y uno en química en 1910. Además, gracias a su empeño y arduo trabajo consiguió el título de Doctor en Física, siendo la segunda mujer con este grado en la historia. Como si fuera poco, también le fue otorgada una cátedra en la Sorbona, donde fue la primera mujer en impartir clases en los más de 600 años de antigüedad de la destacada universidad parisina.

Pionera en el terreno de las ciencias, inspiró a muchas mujeres a seguir sus pasos y a bucear en un campo solo reservado para los hombres en esa época.

Coco Channel

Coco Channel, ícono de la cultura francesa y la alta costura.

Ella es un ícono de la cultura francesa y no por casualidad. Sus aportes en el mundo de la moda cambiaron la imagen de la mujer y su rol en la sociedad para siempre. Supo interpretar la realidad que la rodeaba, un período histórico adverso marcado por la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial que obligaba a la austeridad y a la practicidad. Esto lo tradujo en prendas cómodas que le otorgaban a la mujer dinamismo en un mundo cambiante y moderno.

Gabrielle, más tarde apodada “Coco”, nació en un pequeño pueblo de Francia en el seno de una familia pobre. Al poco tiempo se quedó sin su madre, mientras aún era una niña, motivo que llevó a su padre a dejarla en un orfanato dirigido por monjas. Allí fue donde Coco aprendió a coser, pero cansada de la vida monástica, decidió escapar de la monotonía y se lanzó al mundo trabajando en una mercería parisina y cantando en un cabaret por las noches para ganarse la vida.

Sus primeros pasos en la vida del lujo y las fiestas los dio de la mano de su amante Étienne Balsan, con quien mantuvo una relación durante seis años. Sin embargo, su espíritu inquieto la llevó a mudarse a París y a abrir su propia sombrerería con apoyo financiero de este. Allí sus diseños tuvieron éxito de manera inmediata y su carrera en el mundo de la moda creció hasta convertirse en un referente de ricas y pobres.

Aunque su vida sentimental tuvo muchos altibajos y reveses lamentables, esto no logró desanimarla y continuó trabajando empeñada en cambiar la imagen de la mujer y el uso que se le daba a las vestimentas. Las prendas femeninas usadas en esa época le resultaban limitantes y sin sentido, así que se tomó el atrevimiento de romper con los dictados que obligaban a las mujeres a vestirse de manera incómoda solo para resaltar su figura y llamar la atención de los hombres. Despojó a sus diseños de adornos aparatosos, eliminó el corsé, implementó el pantalón como prenda femenina y puso de moda el corte “a la garzón”, entre otras cosas. Coco Channel fue sin duda una verdadera innovadora en el mundo de la moda y las mujeres le estaremos eternamente agradecidas.

Dejar una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui