Cuando uno renueva un edificio, por regla general hay que saber lo que se está derribando. Un descuidado golpe de maza puede resultar en daños a las tuberías, el cableado y las vigas de soporte. En el caso de esta casa en 1960 en Turquía, lo sucedido es algo totalmente distinto.

Mientras remodelaba su casa en 1963, un hombre de la provincia de Nevsehir, Turquía, en una zona conocida como Capadocia, derribó una pared. No era gran cosa derribar esa pared, él solo quería agrandar su sótano. Sin embargo, en lugar de ver tierra, piedras, o lo que uno esperaría encontrar detrás de un muro, se encontró mirando a un túnel.

tunel

Una de las muchas entradas de los túneles ocultos en Derinkuyu.

Wikimedia Commons

Lo que había encontrado, sin saberlo en ese momento, era la antigua ciudad subterránea de Derinkuyu. Derinkuyu fue una ciudad tallada en piedra debajo de Capadocia, alcanzando los 60 metros de profundidad. Tenía 18 niveles o pisos, e incluía casas, iglesias, bodegas de alimentos e incluso una escuela. Fue diseñada para albergar a unas 20.000 personas, así como un considerable número de cabezas de ganado.

desktop-1422380540

Wikimedia Commons

desktop-1422380541

Wikimedia Commons

Esta amplia habitación con techo abovedado fue utilizada como escuela religiosa. La ciudad de Derinkuyu fue habitada mayormente por los cristianos de la Alta Edad Media, incluso hasta principios del siglo XX.

Ciudad subterránea de Derinkuyu

Derinkuyu oculta

Una ilustración de la ciudad subterránea de Derinkuyu. Se puede observar la iglesia en el nivel inferior. Las ciudades como esta se construyeron en los tiempos de la persecución cristiana, por lo que los elementos religiosos eran colocados en los niveles más bajos para su mayor protección.

La elaborada ciudad subterránea se conecta a través de escaleras y pasajes, e incluso conectaba con otras ciudades subterráneas a través de túneles que se extendían por millas. Se cree que fue construida inicialmente durante los siglos octavo y séptimo antes de Cristo, y se utilizó continuamente a través del siglo 12.

Gracias a las excavaciones realizadas, salió a la luz una iglesia que se encuentra en el quinto y más bajo nivel, al parecer la población era cristiana, y probablemente utilizaron la ciudad en tiempos de guerra. La fortaleza subterránea también fue utilizada como refugio de la invasión mongol en el año 1300 y hasta el siglo 20 por los cristianos que huían de la persecución. Fue abandonada definitivamente en 1923.

La mayor parte de las entradas de Derinkuyu están ocultas, y cada uno de los cinco niveles puede ser cerrado por separado con enormes bloques de piedra. El espacio para las tiendas de animales y alimentos, así como un eje de 55 metros utilizado como un pozo, indican que los habitantes planeaban permanecer allí por mucho tiempo. Incluso había arsenales y pasadizos secretos para escapar en caso que las cosas se salieran de control.

desktop-1422380946

Una de las piedras utilizadas para bloquear los túneles.

Wikimedia Commons
ciudad subterránea

La ciudad subterránea fue construida como refugio en tiempos de conflicto. En tiempos de paz, se utilizó principalmente para almacenamiento.

(via Sometimes Interesting)

Cuando la ciudad fue re descubierta por esa fallida renovación hogareña, casi había sido olvidada. Desde entonces, se ha ganado la fama como la ciudad subterránea más grande de la zona.

Después de su redescubrimiento, la ciudad se abrió a los turistas en el año 1969. Hoy en día, aproximadamente la mitad de la ciudad está a disposición del público. No hay noticias sobre lo que le pasó a su descubridor accidental, aunque esperamos que él haya conseguido una nueva casa.