Inicio Historia La más cruel asesina de Niños que asoló Paris a finales del...

La más cruel asesina de Niños que asoló Paris a finales del siglo XIX

89
0
Compartir

Jeanne Weber era una joven bretona que llegó a París a finales del siglo XIX. Rápidamente se especializó en el cuidado de niños, labor que llevó a cabo en diferentes familias del distrito 18. La muerte la va a seguir como una extraña maldición.

  jeanne

En la década de 1890 pierde a dos de sus pequeños hijos sin que se sepa bien las causas de sus muertes. Insalubridad, enfermedad… en esa época la muerte de los niños era frecuente. Nadie se preocupó mucho del asunto, ni siquiera su esposo que para ese entonces ya se había sumergido en el alcohol para ahogar sus penas.

bebes

Durante los años siguientes, dos de los niños que cuidaba mueren igualmente sin razón aparente.  Una de sus propias sobrinas también muere luego se ser una noche cuidada por ella. Esta vez la asfixia es reconocida como la causa de su muerte, pero nadie se atreve a culpar a la pobre Jeanne de tal delito, aunque muchos se quejan de tal tragedia.

la-nodriza

Un día ella desayunaba con las dos hermanas de su esposo Jean y luego de finalizada la comida las hermanas salieron a dar un paseo. Jeanne se quedó  sola en la casa con su sobrino de apenas 10 años. Al regresar del paseo, las hermanas de Jean encuentraron a Jeanne sobre el pequeño niño tratando de asfixiarlo. ¡Esta vez fue el colmo! La enjuiciaron por el asesinato de 8 niños del barrio de “La Gota de Oro”.

quartier

Defendida por un buen abogado y con la gran ayuda de un médico fiscal que determina que todos los decesos fueron por muerte natural, es finalmente absuelta. Ella incluso se las arregla para hacerse pasar por víctima de este caso ante la prensa de la época.

Entonces decide dejar París y se instala en Indre donde se cambia de nombre y vuelve a ser contratada para cuidar niños en una familia de la esquina de su casa. Uno de los niños va a morir extrañamente en sus brazos. A pesar de una nueva investigación y la re apertura del caso los médicos no quieren reconsiderar su posición y la absuelven nuevamente.

journal

Ella cambia nuevamente de identidad y logra trabajar en un hogar de niños. Pasado un tiempo empiezan las muertes de niños. Se gana el apodo de “La ogra de la Gota de Oro”, debido al barrio del cual procedía, y es atrapada en el acto en 1908 por el asesinato por asfixia de un niño de 7 años.

Declarada al fin culpable de una docena de infanticidios, es internada en diferentes asilos hasta su muerte en 1918 por causa de una crisis de locura.

Dejar una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui